Manteca de Karité: El Milagro Africano.

Seguramente hayas escuchado hablar de ella, pero a ciencia cierta, te debés estar preguntado: ¿Qué es?, Ni hablar de sus orígenes y mucho menos cómo utilizarla. ¿No? ¿!Te imaginabas que en Africa la utilizan hace siglos!?

A desasnarnos…

karité o Vitellaria paradoxa, es principalmente utilizada en países africanos como Burkina Faso, Sudán, Costa de Marfil, Mali. Los aborígenes de estas zonas lo consideran un árbol sagrado y la recolección del fruto es exclusiva de las mujeres.

Se obtiene de las nueces del árbol. Mediante un proceso de ebullición se transforma en una grasa que a temperaturas bajas se mantiene sólida y a temperaturas altas, se liquidifica.

Químicamente contiene ácido palmítico, ácido oleico, ácido linolénico, ácido esteárico, flavonoides, ácido linolénico y esteroles

Algo del correlato científico

Antiinflamatoria y antitumoral en piel (1), (¡sí, leíste bien!). Existen publicaciones que hablan de su capacidad como antiinflatoria, por lo cual se la utiliza, también, como uno de los ingredientes activos en cremas de uso dermatológico para afecciones cuya base sea inflamatoria. Dermatitis atópicas (2), eczema (3). Y se ha descripto su efecto antitumoral en la piel.

Otras propiedades y usos consideradas en el mundo cosmético

Reestructurante y suavizante, lo cual la convierte en un ingrediente ideal en cremas hidratantes antiedad junto a otros principios activos. Genial para las pieles secas.

Hidratación profunda y duradera.

Suaviza durezas.

Protege zonas sometidas al roce e irritación.

Quemaduras e irritaciones, es excelente gracias a sus vitaminas A, D, E y F.

Es buena tanto en el verano como en el invierno, ya que protege la zona donde es aplicada.

Humecta y cuida zonas como los labios.

Una amiga de las uñas y su cuidado.

Si tu piel es seca, una crema para pieles maduras es ideal que contenga Manteca de Karité, entre otros activos.

¿Cómo utilizarla?

En líneas generales viene en latitas como una pomada ya que, como dijimos, tiene mucha facilidad para endurecerse o liquidificarse, según la temperatura

Un consejito: en verano guardala en la heladera y ¡nunca la saques en la cartera! En invierno no hay problema con que la tengas en el botiquín (porque ¡es un producto de botiquín como habrás visto!), siempre y cuando no la sometas a altas temperaturas.

Utilizala como pomada para todos los usos que te imagines puedas darle según lo que leíste hasta el momento. Porque ¡¡son montones!!

Entonces, tomás un poco entre las yemas de los dedos y frotás, enseguidita vas a ver que se ablanda y podés manejarla como quieras.

Un dato importante: siempre, pero siempre, extraela con las manos limpias y si la aplicás sobre una zona sucia, para volver a sacar, te volvés a higienizar. Esta precaución es una excelente práctica para no contaminar el producto.

Bueno, con el correr de mis notas les voy a ir pasando ideas fantásticas con la manteca de karité.

(1) Anti-inflammatory and chemopreventive effects of triterpene cinnamates and acetates from shea fat. J Oleo Sci. 2010;59(6):273-80.

(2) Patient acceptability, efficacy, and skin biophysiology of a cream and cleanser containing lipid complex with shea butter extract versus a ceramide product for eczema. Hong Kong Med J. 2015 Oct;21(5):417-25. doi: 10.12809/hkmj144472. Epub 2015 Aug 28.

(3) A pilot study investigating the efficacy of botanical anti-inflammatory agents in an OTC eczema therapy. J Cosmet Dermatol. 2016 Jun;15(2):117-9. doi: 10.1111/jocd.12199. Epub 2015 Nov 24

 

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s