Aceite de Jojoba: ¡El multiuso!

No te asustes: hoy rompo tu rutina

Como todo en la vida cotidiana de cualquier mortal en nuestra sociedad, tendemos a la teoría de la automatización: toda tarea que desempeñemos, procuramos transformarla en una suerte de ritual veloz protocolizado. Ejemplifiquemos: me voy a bañar. Automáticamente se abre el archivo mental y cae la “checklist”: shampoo, enjuague, jaboncito, esponjita exfoliante, cepillada de dientes, aceite corporal, loción y crema facial, un touch de perfumito y chan!!!! La Diosa sale de la ducha. Esta lista que parece de por demás abultada, quien escribe podía concretarla en 20 minutos. Hoy con un baby de 4 meses y medio, la concreto en diez habiéndome quedado en el camino la mitad de las cosas obvio!

Y así vamos por la vida, de check list en check list. Ni hablemos de la cocina porque doy cátedra. Pero al final del día aquellas tareas. que en un inicio fueron placenteras, ahora que son rutinarias, las disfruto a medias, lejos de aborreserlas, he dejado de registrarlas. Ni hablar de innovar!!! Qué es eso!!?? Naaa… NO TENGO TIEMPO!

Esto pensaba el otro día cuando una amiga me preguntó por los óleos verdes: …”¿Qué son?”… …”¿Para qué sirven?”… Entonces le contesté: “…¿Nunca probaste un aceite corporal?…”,  “…¿Cuando vas al mar cómo te hidratás el pelo, el cuerpo…?

mmmm…. Yo les voy a contar qué son los óleos verdes

Son aceites puros, en su  mayoría, obtenidos por prensado en frío (a diferencia de los aceites esenciales que son, en líneas generales,  extraídos por destilación). En Europa les dicen vehiculares porque precisamente “vehiculizan” a los aceites esenciales.

Para mí los más completos cuando hablamos del cuerpo son los de jojoba, palta y germen de trigo.

Hoy les voy a hablar del de jojoba porque es el más práctico para llevarte de viaje, para la playa y la pile (y la idea es que la nota no sea un choclo de larga! ¿no?)

Aceite de jojoba, el multiuso playero y de viaje

Su aceite se extrae de las semillas y, en realidad, no es una grasa, es la única cera líquida vegetal utilizada en la cosmética (dato de color); lo cual permite una fácil absorción porque es muy similar al sebo humano. Gracias a esta condición sirve tanto para la sequedad extrema como para los desequilibrios sebáceos. ¡Por eso es multiuso!

Entonces podemos utilizarla en:

Cuerpo:  una de sus propiedades es la de facilitar la retención de agua en la piel, favoreciendo la Hidratación. Tiene un alto contenido de Vitaminas, entre ellas C y E (viejas conocida contra los radicales libres); favoreciendo la regeneración celular. No es graso ni untuoso al tacto. Otros contenidos: ácidos grasos insaturados, omega 6, vitamina A, etc.

Rostro: Sumado a lo anterior; no obstruye los poros, comportándose como un eficaz demaquillante.

Cabello:  Equilibra la cantidad de grasa en el cuero cabelludo. Además lo hidrata y lo cuida por sus vitaminas antioxidantes. O sea que sirve para el cabello graso, el cabello seco y prevenir la caída. Se puede mezclar con el shampoo (una cucharadita).

Como after shave, produce una agradable sensación de frescura.

Resumiendo: hidrata, es antiage, cuida el cabello y, como plus, demaquilla. ¡DEFINITIVAMENTE ES IDEAL PARA LA PLAYA Y EL VIAJE!

Todo muy lindo pero, ¿cómo lo utilizo?

Cuerpo:

¿Cuándo? La idea es que toda vez que te encuentres con el sol, tengas protección en tu piel. ¡¡Este concepto que te quede bien clarito!! Recordá que el sol mal tomado estimula la aparición de los signos de vejez y fomenta el cáncer de piel, entre ellos uno de lo más temido, el melanoma. Entonces a la playa o la pileta, con protector solar.

Al salir de la ducha lo utilizás como cualquier crema, recordá que es de fácil absorción. Aplicás un poco en tu palma, lo frotás para darle calorcito y que fluya aún mejor y lo distribuís por donde desees.

Como demaquillante:

Un poco en una torunda de algodón y extraés el maquillaje. Yo siempre prefiero que se laven la cara después y se apliquen su tónico y crema o gel antiage, pero lo mismo la jojoba puede ser de utilidad.

Pelo:

¡Todo tipo de cabello!

Podés utilizarlo en todo el largo y cuero cabelludo (un buen masaje es ideal, ya que hidrata el cuero cabelludo sellando la humedad). Después de ir a la playa o pileta (recordá que es un producto puro, así que con muy poco alcanza como para no quedar pegoteada), mientras va actuando y, al regreso, bañate normalmente y  retiralo. También tenés  la opción de ponerte solamente en puntas.

Si estás inspirada, también podés hacer el típico tratamiento: lo dejás actuar unos treinta minutos, mínimamente, con calor (toalla húmedecida con agua caliente o pasarte el secador de pelo tibio). Después lavarlo normalmente.

Comúnmente este producto es aconsejable retirarlo para evitar la sensación grasa, después de que actuó, lavándote; pero en los casos de pelo muy castigado puede llegar a ayudarte directamente utlizándolo sin enjuagar.

Siempre va a depender del tipo de pelo que tengas, así que ¡animate a probar!

¡Un abrazo y Bon voyage!

 

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s