Celulitis: Un abordaje Natural e Integral

Y llegó el verano y finalmente comenzaron los calores y desempolvé el short para ir a caminar y me encontré frente al espejo, mirándome, redescubriéndome después de un año. ¿Esto es celulitis? ¿Tiene solución? ¿Qué tengo que hacer? Y escucho resonar en mi cabeza la frase “tengo que…”, como si redescubrir mi cuerpo ligero de ropas fuese una obligación y no un placer, como si el “estar bien” fuese una obligación social.

Quizás el planteo pueda originarse desde otro lugar.

Y así fue como retomé hoy nuevamente mis notas ¡partiendo de un planteo cuasi existencial! Porque mi intención es hablar del abordaje natural de la celulitis pero desde el amor más profundo e íntimo con mi propio cuerpo. Más allá del objetivo final, lo bello es lograr disfrutar del proceso; y quizás sea la clave para no renunciar a él y sentirnos frustradas.Justamente: incorporar a mi rutina aquello que colabore con el registro físico y espiritual, que todas esas “tareas” se transformen en “actividades gratas y esperadas”. ¡Probablemente sea esta la llave del éxito!

Hablemos de celulitis

La celulitis es un proceso dinámico y que con varias aristas, pero básicamente se trata de un compromiso circulatorio y de una acumulación de toxinas en exceso. Los factores que la desencadenan son: Hormonales (menopausia, toma de anticonceptivos orales, aumento de los estrógenos, hipotiroidismo, lactancia), Herencia genética, Factores psicosomáticos (stress, ansiedad, depresión), Factores dietéticos (dietas hipercalóricas con exceso de grasa, hidratos y alcohol. “Comidas precocidas”), Diabetes, Obesidad, Sedentarismo (se reemplaza la masa muscular por grasa y al disminuir la masa muscular merman los mecanismos de drenaje).

¿Qué podemos hacer?

Existe un A, B, C que ya conocemos. Repasemos: Dieta, Hidratación, Ejercicio, Exfoliación y Aplicación de un producto que colabore (claramente en mi universo este producto lleva extractos vegetales!). Enumerado de esta manera genera un enorme tedio siquiera pensarlo! Mi propuesta es que charlemos un poco de cada punto y pensemos integralmente, como una propuesta divertida, amable y sostenible en el tiempo.

Dieta e hidratación

Las frutas, las verduras y el agua son los grandes aliados, no sólo para combatir la celulitis. Todas sabemos que hay que evitar las comidas precocidas, sobretodo las tipo “fast food”, grasas e hidratos en exceso.

Aquí mi consejo de oro: No intentes ser una persona distinta de un día para otro y no te impongas situaciones negativas. Buscale la vuelta para que el cambio que incorpores sea agradable. Si no sos vegetariana, no hace falta que te conviertas de un día para otro para poder combatir la celulitis, ese es un camino mucho más largo, profundo y consciente. Que además debe ser paulatino y transicional.

Por lo pronto, podés fijarte metas realistas y agradables que van a colaborar con la calidad de tu piel

Aquí mis ideas:

Dentro del mundo de los vegetales, las frutas y los lácteos, existen muchas recetas que seguramente adores. Hacé una listita de 5/8 recetas que te gusten, con ingredientes que se compren fácilmente y sean simples de preparar. ¡NO PIENSES EN RECETAS RARAS!  Acercate a lo sencillo para que sea viable.  Incorporalas a tu dieta semanal. De esta manera no serás vegetariana, pero tu dieta estará mejorando sustancialmente y este proyecto es sostenible.

¡Una buena oportunidad para explorar la pescadería! Podés reducir la cantidad de carnes rojas sustituyéndolas por pescado. Otro concepto tangible.

¿Tres litros de agua? ¿En qué momento tomo toda esa agua? (Te estoy escuchando! Jeje!)  Te paso una buena idea: Invertí en un termo individual de acero inoxidable. Son transportables perfectamente en la cartera, mantienen el frío y no se rompen. De esa manera siempre vas a tener la oportunidad de beber agua fría en el momento que quieras y donde quieras. Vas a ver cómo tomás fácilmente los 3 litros! Con el plus de que también te va a acompañar en el invierno con bebidas calientes. ¡Vale la pena!

Y no te olvides de las legumbres que son geniales! (Soy fana).

Ejercicio

Los libros dicen: …”Tareas físicas que movilicen especialmente los miembros inferiores para movilizar grasas y estimular la eliminación de toxinas”… y acá te escucho: “Buenísimo me anoto en el equipo de los 20k”.

¡No hace falta! Acordate: ¡Tareas concretables!

Mi consejito: Caminar, caminar y caminar. Es una tarea concretable y bellísima. Buscá un buen periplo, cargá el celu con una buena lista de canciones. No hace falta que sean las canciones que usaba Rocky para entrenar (¡Se me cayó una sota! ¡Jeje!) , es una excelente oportunidad para escuchar música que tengas pendiente. Sólo caminá a ritmo constante y por tiempo, media hora, una hora, tres veces a la semana; cada vez te va a costar menos. Y si no vivís cerca del río o de los lagos de Palermo: ¡salí a conocer tu barrio!

Preparando el terreno: Exfoliación

Antes de utilizar tu producto anticelulitis es imprescindible “preparar el terreno”. Para ello es ideal exfoliar la superficie limpiándola de células muertas para que los principios activos se absorban mejor y fomentar una buena circulación del territorio para eliminar toxinas y mejorar el edema propio de la celulitis.

Te paso algunas opciones bastante completas:

Exfoliación previa a la ducha:

Una excelente opción casera es el preparado de café  y azúcar. El café es un gran aliado para combatir la piel de naranja:

½ taza de café molido mezclada con ¼ taza de azúcar, después añadís aceite de palta (el ideal) o de oliva, tres cucharadas aproximadamente. Aplicá el preparado masajeando circularmente en las zonas afectadas (generalmente piernas y glúteos). 2/3 veces a la semana. Después del baño usá tu producto.

Exfoliación mientras te duchás:

Como desarrollista de Dumitié siempre quise resolver este paso poco práctico y totalmente necesario. Imagino los distintos tipos de mujeres que existen detrás de cada producto que desarrollamos y muchas veces me encuentro con una mujer que trabaja gran parte del día, que viaja, que es mamá y mujer orquesta también! Para ella es muy complicado tener tiempo para exfoliarse. Después de mucho rompernos el coco, desarrollamos un jabón con esponja vegetal incorporada, con la intención de que puedan aprovechar la ducha diaria para exfoliarse, todo en un solo paso. A este jabón le agregamos extracto de Hiedra, que trabaja a nivel de la circulación.  En un solo acto estás lista para tu producto.

Otra opción que podés agregar  son los masajes de drenaje, ya que al fomentar el mismo, estimulás la eliminación de toxinas.

Botiquín vegetal: Extractos para la celulitis

Para desarrollar un producto contra la celulitis pensé en plantas cuyos extractos trabajaran a distintos niveles, de esta manera al combinarlas podrían potenciarse. Todas ellas vehiculizadas en gel para poder aplicarlo fácilmente al salir de la ducha, después de la exfoliación. Aplicalo en forma circular en glúteos, muslos y piernas. De esta manera penetran más intensamente los principios activos de la fórmula.

Les presento a las vedettes:

Extracto de Hiedra: Activadora de la microcirculación; venoconstrictora y antiedematosa. Las saponinas de sus hojas facilitan la absorción cutánea y la difusión de otros principios activos; permitiendo potenciar la actividad del resto de los componentes. Tiene propiedades lipolíticas por lo cual es muy empleada para combatir nódulos celulíticos.

Extracto de Rusco: Activador de la microcirculación. Su principal agente flebotónico es la ruscogenina, ya que al mejorar el tono venoso disminuyen la extravasación de líquidos y fluidos, comportándose a su vez como antiedematoso.

Extracto de Fucus: El Fucus proviene de un extracto de algas. Es utilizado para desencadenar la lipólisis en los adipocitos debido a su capacidad de activar la lipasa.

Extracto de Centella: Activadora de la microcirculación. Con propiedades antiinflamatorias, reduce la tendencia a la esclerosis en los focos celulíticos. Todo esto implicaría el desarrollo de un tejido conectivo normal y un correcto proceso de reepitelización.

Extracto de Cola de Caballo: Participa en la síntesis de colágeno y en la consistencia del tejido conectivo.

Lejos de pretender que te memorices esta información, deseo enormemente que este año abordes el “temita celulitis” desde otra perspectiva plena de amor y benevolencia con tu propio cuerpo y espíritu. Porque la celulitis es ¡casi fisiológica del género femenino!

Un comentario Agrega el tuyo

  1. Muy articulo para ayudar contra la celulitis natural.

    Me gusta

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s