El ABC de los Tónicos con Extractos Vegetales

¿Tónico? ¿Loción? ¿Para qué sirven? ¿Cómo se usan? ¿Son importantes? ¿Qué extractos vegetales me conviene elegir según mi tipo de piel?

Incorporalos a tu rutina!

Estamos acostumbrados a recibir un bombardeo de propaganda sobre productos cosméticos A DIARIO! Prendemos la tele, abrimos alguna página que nos entrevere publicidades, la radio, los carteles de la Lugones! No lo registramos, pero si lleváramos la cuenta, comprenderíamos que realmente somos bombardeados. La pregunta del  millón: ¿es necesario utilizar 50 mil productos por día para poder cuidar nuestro cutis? Segunda pregunta, ¿es realizable en mi rutina diaria? Naaaaa……

Entonces terminamos confundiéndonos, sin saber qué es lo realmente importante y al siempre nombrado Tónico, lo descartamos.

Bueno, les cuento que lo tónicos son aliados indiscutibles de nuestro bienestar dermatológico. El tónico facial es uno de los productos a los que menos importancia le suelen dar las mujeres cuando realizan cualquier tipo de cuidado en su cutis. ¡Veamos después de esta nota qué opinan!

¿Por qué vale la pena incorporarlos a nuestra rutina diaria? 

  • Humectan.
  • Revitalizan y rejuvenecen los tejidos.
  • Limpian los poros preparando la piel para recibir un tratamiento posterior.
  • Equilibran la piel regulando sus desbalances. Me refiero a balancear el pH, la hidratación, etc. Y por consiguiente, son capaces de:
  • Aliviar la piel (pieles sensibles, rojizas, con prurito, alteradas por algún tratamiento fuerte, etc.).
  • Refrescan.
  • Son considerados un agua multisensorial porque benefician la piel y los sentidos gracias a su textura y aroma.

Importante: ¿Cómo elegir según mi tipo de piel?

Las propiedades de los tónicos están relacionadas con los principios activos de su fórmula, en el caso de los tónicos que desarrollé para Dumitié , sus principales ingredientes provienen de los extractos de plantas.

Veamos: ¿Qué extractos, cuándo y por qué?

En líneas generales para todo tipo de piel es importante que el tónico contenga Agua de Rosas,  ya que es capaz de aliviar el cansancio, reafirmar la piel y posee un buen contenido de Vitamina C.

Después, según tu tipología de cutis, elegís extractos que te convengan.

Cutis Graso o Mixto

Para este tipo de cutis siempre es ideal un tónico capaz de limpiar profundamente eliminando impurezas y afinando los poros, es decir, que tenga acción astringente, ya que tiende a presentarse naturalmente oleoso.

A mí me encantan para esta fórmula:

  • El extracto Abedul porque aporta capacidad de astringencia, y
  • el extracto de Hamamelis porque descongestiona.
  • Además la adorable Agua de Rosas, que con su aroma te conecta con lo más profundo de tu femeneidad!

Cutis Seco o Normal

En este caso es importante que el tónico arranque siendo un producto que humecte y nutra bien, ya que es un tipo de piel que necesita elasticidad, además de limpiar y eliminar residuos.

Son ideales:

  • La avena porque aporta su poderosa acción limpiadora y reguladora, y
  • el aceite de germen de trigo que es una excelente fuente de vitamina E, súper antioxidante. En este caso, en vez de presentar el ingrediente como extracto, utilizo un aceite en baja concentración, porque logro aportar una muy buena elasticidad a la piel, previo a la utilización de la crema facial.
  • Por último: Nuevamente el agua de Rosas.

Cutis Sensible

Para este tipo de piel hay que pensar, además de eliminar impurezas, en Calmar y Regular desbalances; ya que son cutis con tendencia a enrojecer, descamarse, picar, etc.

Hay extractos que son fundamentales:

  • La Avena que es súper reguladora!!! De la hidratación, del pH, etc. Y Calmante.
  • la Malva que, además de hidratar en profundidad, disminuye el enrojecimiento,
  • la Manzanilla que es calmante y extraordinario antiinflamatorio y
  • Nuevamente el agua de Rosas que también es calmante.

Por último, como siempre les recomiendo que busquen productos que sean libres de parabenos y no testeado en animales.

¿Cómo utilizarlo y cuándo?

Te sugiero que lo utilices siempre previo a la crema facial que tengas. Por la mañana y la noche, con una torunda de algodón, esparciéndola suavemente en rostro y cuello. Como “barriendo”. Y si te das unos segunditos, dejá que se absorba.

Bueno, queridos consumidores, es difícil cambiar los hábitos e incorporar algo nuevo, pero a veces un tónico es mucho más importante que la crema.

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s