Aceites Esenciales y Bálsamos para el invierno.

Llegó el otoño y con él  los resfriados!  Después de dos días de estar congestionado, respirando por la boca día y noche, se torna un tanto incómodo y molesto para cualquier actividad que uno desarrolle. La facu, la casa, el trabajo, dormir, hacer un deporte, caminar, comer, etc.

Como siempre, en primer lugar, es importantísimo hacerle una visita al médico, más hoy en día con las epidemias gripales de cepas virales tan fuertes que se están registrando. Pero qué podemos hacer nosotros naturalmente por mejorar nuestros estado sintomático y, a veces, hasta apalearlo?  Pues tenemos varias opciones y de excelente resultado. Así que hoy, queridos lectores, les paso algunos secretitos para nuestro botiquín casero.

Primero e importante a tener en cuenta:

  • Ante cualquier cuadro respiratorio es primordial la correcta hidratación, de 2/3 litros diarios de agua.
  • Correcta humidificación del aire, lo cual favorece la fluidificación de las secreciones y previene la sequedad de las mucosas.

Benditas Inhalaciones

Los aceites esenciales al alcanzar la mucosa y el tracto respiratorio pueden estimular el movimiento ciliar y la eliminación de secreciones; además de lograr humidificar dichas mucosas.

  • Una manera práctica y rápida es calentar agua en un recipiente hasta que rompa el hervor. Momento en el cual vertemos 3/5 gotas de un aceite esencial y realizamos inhalaciones. Pueden ayudarse tapándose con una toalla, pero cuidado con quemarse con el vapor! A medida que el aceite esencial se volatiliza, vamos agregando más gotitas.

Yo particularmente recomiendo el ACEITE ESENCIAL DE EUCALIPTUS. Van a notar un alivio inmediato tanto respiratorio como anímico, ya que el aceite de eucaliptus es un buen compañero  aromaterapeútico: colabora con la concentración y la meditación.

  • Otra opción es echar unas gotas del aceite en un pañuelo o en la almohada.

El Mentol, Alcanfor y Pino también son buenos, pero  en algunas personas, sobre todo niños, podrían generar alergias. En caso de no ser alérgicos a ellos pueden utilizarlos. Para ello aprovecho y les dejo más abajo, un “Tip” para hacerse pruebas caseras de alergia con cualquier producto nuevo que vayan a utilizar.

Tip:

Siempre recomiendo que cada vez que utilicen cualquier producto, natural o no natural, con el que jamás hayan tenido contacto (detergentes, perfumes, jabones, etc); es de muy buena práctica hacer un pequeño test casero: Se aplican una gotita en el dorso de la mano y la dejan actuar unos minutos, registrando la reacción que genere. Ojo: Lo aceites esenciales siempre hay que diluirlos en un aceite común (Aceite Base), que créanme, puede ser el de la cocina o aceites con algunas propiedades más como el de Almendras Dulces, Jojoba, Coco, Germen de Trigo, Palta, etc. Pero para la prueba con cualquier aceite basta. Esta precaución es buena tenerla las dos primeras veces que realicen cualquier tipo de encuentro con el producto nuevo. Sirve para saber si la persona es alérgica o no a cualquier sustancia.

Recordemos que las alergias son exclusivas del individuo y se definen como “una reacción exagerada de su sistema inmunitario ante el encuentro con el alérgeno, que puede hallarse en cualquier lugar de la naturaleza”. Esta frase que parece tan científica puedo ejemplificarla de la siguiente manera para que noten que común que es!  Vamos caminando por la calle y nos encontramos con una flor que expide polen y comenzamos a estornudar y nos congestionamos, bueno es que probablemente seamos alérgicos al polen.

Óleos combinados: Bálsamos pectorales. Ideales!

Los aceites esenciales se absorben por la piel ya que tienen lo que científicamente se denomina, “carácter lipófilo”.  Pudiendo alcanzar la circulación sanguínea y, finalmente, la mucosa bronquial. Parte de ellos podría volatilizarse al contactar con la piel caliente y ser inhalados. Así que sus beneficios son dobles.

Estos Bálsamos u Óleos combinados se deben frotar en el pecho. Si se los aplica debajo de la nariz podrían llegar a irritar, porque recordemos que un resfriado siempre nos termina “paspando” la piel de dicha zona de tanto utilizar pañuelos para despejar la vía aérea, dejándola ultra sensible.

Son ideales los Óleos combinados, es decir, varios aceites esenciales que se incorporan a un aceite base de calidad, como el de Almendras Dulces, para poder frotarlo en el pecho. Ya que presentan muchas propiedades y, además, pueden potenciarse entre ellos.

Para Dumité he desarrollado el Óleo 30 que contiene: Albahaca, clavo, lavanda, nuez moscada, anís, mirra, vainilla, citronella, hinojo, naranja, enebro, limón, palo rosa, eneldo, pino, ginseng, apio, estragón, manzanilla, romero, benjuí, eucaliptus, melisa, salvia, cajeput, gaulteria, menta, tomillo, canela. Aceite base de Almendras Dulces.

Bueno, espero haberles sido de utilidad, muchos cariños y a disfrutar de estos días de otoño!

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s