Estrías: ¿El cuco de las mujeres?

Llegó el 2016 y una gran noticia tocó mi puerta: Seré mamá de mi primer hijo. Alegría, emociones, sensaciones rarísimas que empecé a experimentar y de golpe me encontré del otro lado del “mostrador”:

Ahora me tocó ser PACIENTE y la difícil tarea de olvidarme de que soy médica para así poder entregarme. Bueno, en algunas cosas es fácil, en otras no tanto; pero es aquí donde comencé a identificarme con nuestras consumidoras: cuántas veces me han escrito preguntándome cómo prevenir las tan temidas”estrías”. Pues buscaba en mi fichero mental del sector “Fitodermatología” y sacaba el archivo de “estrías y cicatrices” y les ofrecía mi saber.

Hoy lo vivo en carne propia, así que este post será bastante autorreferencial, pero con absoluta intensión de poder APORTAR, como siempre: ¡Sumar! Y no nos olvidemos que el temita “estrías” no es exclusivo de las embarazadas, en la etapa del crecimiento es muy común padecerlas por estiramientos repentinos de la piel como, así también, cuando los descensos de peso son bruscos. Es decir, en toda situación en que los estiramientos cutáneos sean marcados.

Si bien desde Dumitié desarrollé varios productos que trabajan sobre la prevención de las estrías, esta vez diseñé A MEDIDA una fórmula que deseo compartirles con insumos que también pueden conseguir en Dumitié. Ahora bien, quiero aclararles que si por alguna cuestión ustedes no pudieran obtener todos los ingredientes de esta receta, no es mandatorio ponerlos todos; obviamente cuanto más completa, más nutrida será . Así que una vez más: ¡Sean libres en sus decisiones!

Óleo Antiestrías

  • El cálculo es para un envase de 100 ml para que, en caso de que tu frasco sea de distinto volúmen, puedas hacer el cálculo proporcional más fácilmente. 

En el mismo frasco, con la ayuda de un embudito, verter:

  • Aceite de Rosa Mosqueta…… 10 ml.
  • Aceite de Germen de Trigo…..70 ml.
  • Manteca de Karité………………10 ml.

Nota: La Manteca de Karité es A-LU-CI-NAN-TE! Es súper hidratante, le otorga elasticidad a la piel durante gran parte del día y colabora a regenerar. Como toda manteca, tiene gran labilidad térmica, es decir, que si sube la temperatura, tiende a ser líquida y si baja, se solidifica, pero tiene solución: hacés un baño maría con la manteca, sin alejarte porque en segundos se derrite! Y de esta manera la incorporás a los ingredientes arriba citados.

  • Aceite esencial de Neroli……………60 gotas.
  • Aceite de Lavanda……….20 gotas

Siempre que uses aceites esenciales en algún preparado, tené en cuenta que son concentrados, por eso siempre debés diluirlos para no echar a perder la preparación; es súper práctico realizarte previamente un test casero de alergia, porque no nos olvidemos que provienen de plantas, flores, resinas, etc., y alguna gente es alérgica a algún producto de la naturaleza y no lo sabe, así que esto siempre tenelo en cuenta para cualquier producto natural que utilices en la vida (hasta la hojita de aloe vera que le robes a tu vecino! Jeje!). ¿Cómo lo realizo? Diluís dos gotitas del aceite esencial deseado en una cucharadita con aceite de cocina (Sí! Leíste bien!) y lo aplicás circularmente en una pequeña área del dorso de tu mano y registrás cómo lo siente tu piel. ¡La mayoría de las veces es un placer!

Finalmente cerrás el frasco, lo agitás y listo para usar.

Les recomiendo frascos con bomba cremera o spray o esos que vienen con agujerito como el shampoo.

Bueno, espero lo disfruten como me pasa a mí!

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s